La Casa

La Casa Don Bosco en Ronda se donó a la Congregación Salesiana que Don Bosco fundó. La casa lleva el nombre de Don Bosco como homenaje, pero no ha sido su residencia.

La casa fue construida alrededor de 1850 y remodelada a principios del siglo XX por el arquitecto Rondeño Santiago Sanguinetti. Los dueños fueron un matrimonio de clase alta: El ingeniero Don Francisco Granadino Pérez y su esposa Doña Dolores Gómez Martínez.

La pareja no tuvo descendencia y después de fallecer (1932 y 1938 respectivamente), la casa y algunas otras de sus propiedades se donaron a la Congregación Salesiana, ya que le unía una gran amistad con ellos.
Por disposición testamentaria, refrendada por la sobrina de la pareja, Dña. Dolores Madrid Granadino (heredera universal), se fundó la “Fundación Granadino de San Juan Bosco” en el año 1939. Su finalidad era hacer de la casa en Calle Tenorio un sitio de reposo, curación, convalecencia, hospedaje y cuidado de los miembros ancianos de la Congregación Salesiana local.

El sanatorio de Don Bosco en Ronda se inauguró el día 15 de Septiembre de 1940. Su “época dorada” ha sido entre 1946-1964 bajo la dirección de Don Salvador Rosés. Durante 18 años atendió a los residentes con un cariño sin igual y una dedicación completa. Durante este tiempo, no menos de 150 Salesianos vinieron a buscar ayuda, en su mayoría jóvenes, que sufrían algún tipo de dolencia (secuela tal vez de aquellos tiempos de penuria). Tras un periodo de convalecencia y reposo total, volvían alegres y enteramente restablecidos a sus colegios u ocupaciones ordinarias.

A lo largo de los años la casa también ha tenido varios finalidades distintas. Entre otros funcionó como residencia para estudiantes universitarios de orientación bajo la tutela de un sacerdote Salesiano, centro juvenil, sede del grupo de “Teatro Salesiano Español” (TES), y centro cultural con cursos de idiomas y administrativos, eventos deportivos y talleres incluyendo tallado en madera y bordado.También se han realizado actividades de la comunidad apostólica como clases de religión y Eucaristía todo el tiempo.

La Casa Don Bosco se cerró como sanatorio en 2008.